TENGO SÍNTOMAS. ¿QUÉ DEBO HACER?

– Mantén la calma: en el 80% de los casos los síntomas son leves.

– Contacta por teléfono con tu médico de familia o con tu centro médico habitual.

– Aíslate del resto de las personas de la casa en una habitación independiente y con buena ventilación. 

– Guarda una distancia mínima de 1,5 o 2 metros con el resto de habitantes del hogar.

¿Y si soy cliente de IMQ?

CONSEJOS PARA PREVENIR.
¿QUÉ PUEDO HACER PARA PROTEGERME?

En caso de sufrir una infección respiratoria, evita el contacto cercano con otras personas.

Al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable.

Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.

Utiliza pañuelos desechables y tíralos a la papelera.

¿Cuándo debes
lavarte las manos?

– Después de sonarte la nariz, estornudar o toser

– Antes y después de atender a una persona enferma

– Después de ir al baño

– Después del contacto con animales

– Siempre que tus manos estén sucias

– Antes de comer o manipular alimentos

Mójate las manos con agua

Deposita en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las manos

Frótate las palmas de las manos entre sí

Frótate la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa

Frótate las palmas de las manos entre sí; con los dedos entrelazados

Frótate el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos

Frótate con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa

Frótate la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa

Enjuágate las manos con agua

Sécate con una toalla desechable

Sírvete de la toalla para cerrar el grifo

Tus manos son seguras

¿Cómo puedo proteger a quienes viven conmigo si tengo el virus?

1- Mantén medidas de aislamiento domiciliario.

2. No salgas de la habitación a no ser que sea estrictamente necesario. Si lo haces, emplea mascarilla y guantes.

3- Debes disponer en la habitación de un producto de limpieza y un cubo de basura propio.

4- Utiliza un cuarto de baño independiente. Si no es posible, desinféctalo tras cada uso.

5- No compartas la vajilla con el resto de las personas de la vivienda y lava la ropa de forma independiente.

Consejos para la cuarentena

  • Mantén una actitud mental positiva. Evita bucles de pensamientos negativos y no pienses en problemas futuros que no sabemos si llegarán a suceder.
  • Establece una rutina diaria de comidas y aseo. No estés todo el día en pijama y márcate objetivos, tanto a nivel personal como profesional.
  • Practica deporte para mantener activo el cuerpo, pero también para distraer la mente y tener un mejor descanso.
  • Evita la sobreinformación y limítate a las fuentes de información oficiales (Ministerio de Sanidad, Osakidetza, OMS).
  • Realiza actividades con tu pareja e hijos y contacta con familiares y amigos con ayuda de la tecnología: teléfono, videollamadas, conexiones en streaming…
  • Practica ejercicios de relajación, meditación, mindfulness o yoga para aquietar la mente y mantenerte centrado.

Leer más

Consejos para teletrabajar

  • Mantén las rutinas diarias: horarios de trabajo y descanso, ducha, vestimenta, etc.
  • Crea un espacio exclusivo para el teletrabajo.
  • Establece tiempos de descanso que impliquen moverte físicamente.
  • Desconecta totalmente del trabajo al finalizar la jornada: apaga el móvil y el ordenador.
  • En caso de tener hijos y si el trabajo te lo permite, establece turnos con tu pareja para centrar tu atención en ambas cosas: trabajo e hijos.

FAQ

El uso de mascarilla es obligatorio a partir de los 6 años en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros. Su uso es recomendable en menores a partir de 3 años.

Deben utilizarlas en todo momento las personas que presentan síntomas y quienes están al cuidado directo de enfermos.

Se recomienda limpiar a diario las superficies de contacto directo como las encimeras o los picaportes, utilizar productos desinfectantes (lejía al 1% mínimo, amoniaco o alcohol con un 70% de concentración), limpiar los dispositivos electrónicos (teléfono, ordenador, tablet…), ventilar la casa un mínimo de 5 minutos diarios y limpiar en lavadora los textiles del hogar (cortinas, cojines, fundas de sofá…). 

No debes acudir por tu cuenta a centros hospitalarios para la realización de dicha prueba. En caso de síntomas, permanece en casa en aislamiento y contacta con tu médico de familia o teléfono de urgencias. 

No te preocupes. Se trata de un tema de salud pública y tu caso es atendido como el del resto de la población general.

La OMS advierte de que una persona infectada de COVID-19 puede transmitir el virus incluso al recuperarse de la enfermedad. Por ello, se pide permanecer en aislamiento al menos dos semanas cuando los síntomas desaparecen. 

Aunque los coronavirus puedan aguantar varios días en superficies, la OMS informa que la probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo. A pesar de ello, conviene ser precavidos tanto al tratar los productos del supermercado como en caso de que se solicite comida a domicilio, lavándonos las manos tras tocar envoltorios y envases que hayan estado expuestos.

Se puede salir del domicilio, de manera individual y como excepción, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por otra causa justificada, para realizar las siguientes actividades: hacer compras de primera necesidad, acudir a un centro sanitario, desplazarse al centro de trabajo, volver al lugar de residencia habitual o cuidar a personas vulnerables. 

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire.

Normalmente, las personas infectadas con un virus de estas características desarrollan una serie de anticuerpos y defensas que evitan, en principio, una nueva infección. Aun así, esta es solo una hipótesis basada en casos anteriores. Una vez se disponga de los datos epidemiológicos de las personas infectadas, se podrá saber con seguridad si existe o no esta posibilidad. 

La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales.

Teniendo en cuenta los datos actuales, las personas mayores de 60 años y las que padecen afecciones médicas preexistentes (hipertensión arterial, enfermedades cardiacas, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

De acuerdo con la información del Ministerio de Sanidad, el embarazo está incluido entre los grupos de riesgo y de mayor vulnerabilidad como medida de precaución. 

La OMS indica que hasta la fecha no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19.

Sí, algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

uso correcto de mascarilla y guantes

Cómo hacer uso de los guantes y la mascarilla de forma correcta

Consejos para hacer deporte tras el confinamiento

Consejos para hacer deporte tras el confinamiento

6 consejos para evitar la ansiedad en la cuarentena